LAS BODAS DE LAS HIJAS DEL CID


( El rey Alfonso VI muy favorablemnte impresionado por la liberalidad y lealtad de Rodrigo, decide no prolongar por más tiempo su exilio y lo invita a "vistas"(una reunión) a orallas del Tajo. También le interesa interceder por por infantes de Carrión, nobles jóvenes leoneses, los cuales, deslumbrados por la nueva riqueza del Cid, han decidido pedirle las manos de sus dos hijas. Con estas noticias tan sorprndentes Minaya y Pedro Bermúdes regresan a Valencia.)




(El Cid recibe la noticia del matrimonio propuesto para sus hijas sin entusiasmo.)
Quando lo oyó Mío Cid el gran campeador
  Cuando lo oyó Mío Cid, aquel buen Campeador,
una grand ora pensó e comidió
  un rato muy dilatado pensativo se quedó:
"Esto gradesco a Christus el mio señor.
  Mucho le agradezco esto a Cristo, Nuestro Señor:
Echado fu de tierra, é tollida la onor,
  echado fui de la tierra, me quitaron el honor,
con grand afán gané esto que poseo yo
  con gran trabajo gané esto que poseo yo. 
A Dios lo agradesco que del rrey he su gracia
  Agradezco a Dios que el rey me haya vuelto a su favor
e pidenme mis hijas pora los ifantes de Carión.
  y que me pida mis hijas para los dos de Carrión.
Ellos son mucho urgullosos e an part en la cort,
  Andan siempre con la corte, muy orgullosos que son,
d'este casamiento non avría sabor
  estas bodas, en verdad no me gustarín, no;
mas pues lo conseja el que más vale que nos,
  pero si el rey lo aconseja, él que vale más que nos,
fablemos en ello, en la poridad seamos nós.
  bien podemos en secreto discutir esa cuestón,
Afé Dios del cielo que nos acuerde en lo mijor."
  y que Dios el de los cielos nos inspire lo mejor." 


(A pesar de su renuncia, don Rodrigo acepta la invitación a reunirse con el rey (ir a vistas); a instancia de éste el castellano escoge como sitio para ello las orillas del río Tajo. El rey por su parte determina que se efectúen en tres samanas. Los preparativos para el camino descritos en el poema sugieren la importancia que dan los dos hombres a esta reunión. Ruy Díaz deja a su familia en la costa, bajo la custodia de Alvar Salvadórez y Galindo Garcíaz con órdenes de no abrir las puertas delo alcázar, y parte;vv 2013-2055)
De un día es llegado antes el rrey don Alfonso:
  Un día antes de que llegué Mío Cid, el rey llegó
quando vieron que vinié ese buen Campeador
  Cuando vieron que venía ese buen Campeador,
rrecebirlo salen con tan grand onor
  a recibirle salieron con grandes muestras de honor
Dón lo ovo a ojo el que en buen ora nasco.
  Al verlos adelantarse, el que en buena hora nació
a todos los sos estar los mandó 
  a todos sus caballeros que parasen los mandó
sinon a estos cavalleros que querié de corazón;
  menos a unos pocos de ellos que quiere de corazón;
 con unos quinze a tierras firió,
  con esos quince vasallos del caballo se apeó
commo lo comidía el que en buena ora nació.
  cual lo tenía pensado, el que en buen hora nació
los inojos e las manos en tierra los fincó,
  De rodillas se echa al suelo, las manos en él clavó,
las yerbas del campo a dientes las tomó,
  aquellas yerbas del campo con sus dientes las mordió
llorando de los ojos tanto avié el gozo mayor;
  y del gozo que tenía el llanto se le saltó.
assí sabe dar amildanza a Alfonso so señor.
  Así rinde acatamiento a Alfonso, rey de León.
De aquesta guisa a los pies pies le cayó;
  Ante los pies del monarca de esta manera cayó;
tan grand pesar ovo el rrey don Alfonso:
  no le gusta al rey Alfonso verle en tal humillación:
"Levantados en pie, ya Cid Campeador,
  "Levantaos, levantaos, mi buen Cid Campeador
besad las manos ca los pies non.
  besar las manos os dejo, pero besar los pies no;
Si esto non feches, non avredes mi amor."
  si no lo hicieras así no os vuelvo mi favor."
Inojos fitos sedié el Campeador:
  Con las rodillas hincadas seguía el Campeador:
"Merced vos pido a vós, mi natural señor,
  Merced os pido buen rey, vos mi natural señor,
assí eatando, dédesme vuestra amor,
  que ante vos arrodillado me devolváis vuestro amor,
que lo oyan quanto aquí son."
  y que puedan oirlo todos los que están alrededor."
Dixxo el rrey: "Esto feréd'alma e de corazón;
  Dijo el rey:"así lo haré con alma y con corazón
aquí vos perdono e dovos mi amor
  aquí os perdono, Cid, y os vuelvo mi favor,
e en todo mio rreino parte desde oy."
  desde hoy en todo mi reino acogida os doy yo
Fabló Mio Cid e dixo:
  Habló entonces Mío Cid, fue a decir esta razón:
"¡Merced! Yo lo rrecibo, Alfonso mio señor
  Gracias, el perdón acepto, Alfonso, rey y señor;,
gradéscolo a Dios del cielo e después a vós
  al cielo le doy las gracias y después del cielo a vós
e a estas mesnadas que están aderredor."
  y a todas estas mesnadas que están aquí alrededor."
Inojos fitos las manos besó.
  Con las rodillas hincadas las dos manos besó
levós' en pie e en la bócal' saludó
  se levanta y en la boca al rey otro beso dio.
Todos los demás d'esto avién sabor;
  Todos los que est´n allí se alegran de corazón.
pesó a Alvar Díaz e Garcí Ordóñez.
  Sólo al conde Garci Ordóñez y a Alvar les pesó
Fabló Mio Cid dixo esta rrazón:  
  Habla entonces Mío Cid, fue a decir esta razón:
"Esto agradesco al criador
  Mucho que se lo agradezco al gran Padre Creador,
quando he la gracia de don Alfonso mio señor;
  porque me ha vuelto su gracia don Alfonso, mi señor;
valer me á Dios de día e de noch.
  ahora de día  y de noche tendré la ayuda de Dios;
Fuéssedes mi huésped, si vos ploguiesse, señor."
  que saáis mi huésped, os ruego, si así os place, señor."
Dixo el rrey: "Non es aguisado oy,
  Dijo el rey: "Hacerlo así no sería justo, no,
vós agora llegastes e nós viniemos anoch;
  vós acab&aaacute;is de llegar, y anoche he llegado yo;
mio huésped seredes, Cid Campeador,
  hoy habéis de ser mi huésped, Mío Cid Campeador,
e cras feremos lo que ploguiere a vós."
  y ya mañana se hará lo que más os plazca a vos."
Bésole la mano, Mio Cid lo otorgó 
  Bésale la mano el Cid, a su demanda cedió.
Essora se le omillan los iffantes de Carrión:
  Entonces le saludaron los infantes de Carrión:
" ¡ Omillámosnos, Cid, en buen ora 
nasquiestes vós!
  "Os saludamos, ¡ oh Cid!, que en tan buen 
hora nació,
En quanto podemos andamos en vuestros pro."
  En todo lo que podamos amigos somos los dos. "
Repuso  Mio Cid: " Assí lo mande el criador!"
  Repuso allí Mío Cid: ¡Quiérelo 
así el creador!"


(En efecto, el rey recibe al Cid y a los suyos en su campamento el primer día de las "vistas"; Rodrigo le corresponde el segundo. Amanece el tercer día...;vv2068-2126)
Al otro día, assí commo salió el sol
  Otro día de mañana, así como sale el sol
el obispo don Iherónimo la misa cantó.
  el obispo don Jerónimo una misa les cantó
Al salir de la missa todos juntados son.
  Al salir de la misa el rey a todos juntó 
non lo tardó el rey, la rraón conpeçó 
  no los hizo aguardar, a hablarles empezó 
¡ídme, las escuelas, ceundes e infançones!
  "Infanzones y mesnadas, condes, oíd con atención
Cometer quiero un rruego a Mio CidCampeador,
  el ruego que voy a hacer a Mio Cid Campeador,
Assí lo mande Christus que sea a so pro.
  que sea para su bien ojalá lo quiera Dios.
Vuestras fijas vos pido, don Elvira e doña Sol,
  Vuestras hijas, Cid, os pido Doña Elvira y Doña Sol 
que las dedes por mugieres a los infantes de Carrión.
  para que casen con ellas los infantes de Carión.
Seméjam' el casamiento ondrado e con grant pro;
  Me parece al casamiento honroso para los dos,
ellos vos las piden e mándovoslo yo.
  los infantes os las piden y les recomiendo yo.
D'ella e d'ella parte quantos que aquí son,
  Y pido a todos aquellos que están presentes y son
los míos e los vuestros que sean rrogadores;
  vasallos vuestros o míos, que rueguen en mi favor.
¡Dándoslas, Mio Cid, si vos vala el Criador!"
  Dádnoslas, pues, Mio CId, y que os ampare Dios"
"Non abría fijas de casar--rrespuso el Campeador--,
  No querría yo casarlas--repuso el Campeador--
ca non han grant edad e de días pequeñas son.
  que no tienen mucha edad, las dos muy pequeñas son.
De grandes nuevas son los infantes de Carrión,
  De mucho renombre gozan los infantes de Carrión,
pertenecen pora mis fijas e aún pora mejores.
  buenos son para mis hijas y aún quizá para mejor.
Yo las engendré amas e criásteslas vos,
  Yo di vida a estas dos ninas, pero las criasteis vos,
entre yo e ellas en vuestra merced somos nós;
  a lo que mandéis estamos, rey Alfonso, ellas y yo.
aféllas en vuestra mano don Elvira e doña Sol.
  Aqui están, en vuestras manos, Doña Elvira y Doña 
     Sol, 
dadlas a qui quisiéredes vós, ca yo pagado só."
  dadlas a quien vos queráis, que siempre será en mi honor."
"Gracias-- dixo el rey--, a vós e a tod esta cort."
  Gracias-- dijo el rey--, a todos de esta corte y a vos."
Luego se levantaron los iffantes de Carrión,
  Entonces se levantaron los infantes de Carrión
ban besar las manos al que en ora buena nació,
  y van a besar las manos al que en buen hora nació 
 camearon las espadas ant el rrey don Alfonso.
  Allí cambian sus espadascon el Cid Campeador
 Fabló el rrey don Alfonso commo tan buen señor
  en prenda del pacto. Luego el rey Don Alfonso habló:
"Grado e gracias, Cid, commo tan bueno e primero al Criador
  "Gracias Cid a ti, tan bueno y preferido de Dios,
que'm dedes vuestras fijas pora los ifantes de Carrión.
  por darme vuestras dos hijas para los infantes de Carrión.
D'aquí las prendo por mis manosdon Elviray doña Sol
  En mis manos yo las tomo, Doña Elvira y Doña Sol
e dolas por las veladas a los ifantes de Carrión.
  y por esposos les doy los infantes de Carrión
Yo las caso a vuestras fijas con vuestro amor.
  A vuestras hijas las caso, la licencia me dais vos,
al Criador plega que ayades ende sabo.
  que en vuestro provecho sea, ojalá lo quiera Dios.
Aféllos en vuestras manos los ifantes de Carrión
  Aquí tenéis, Mío Cid, los infentes de 
Carrió
ellos van convusco. ca d'aquen me torno yo.
  yo me vuelvo desde aquí, con vos irán ellos dos.
Trezientos marcos de plata en ayuda les do yo
  Trescientos marcos de plata en ayuda les doy yo,
que metan en sus bodas o dó quisiéredes v&oacote;s;
  que los gasten en las bodas o en lo que quisierais vós.
pues fueren en vuestro poder en Valencia la mayor,
  Cuando hayáis llegado todos a Valencia la mayor
los yernos e las fijas todos vuestros fijos son;
  vuestras hijas y los yernos, que y vuestros hijos son,
lo que vos ploguiere d'ellos fet, Campeador."; 
  haced de ellos cual os plazca, Mio Cid Campeador.";
Mio Cid ge los rrecibe, las manos le besó:
  Recíbelos Mio Cid, al rey las manos besó:
"Mucho vos lo gradesco, commo a rrey e a señor.
  "Mucho que os lo agradezco, como a mi rey y señor,
Vós casades mis fijas ca non ge las do yo.";
  vos me casáis a mis hijas, no soy quien las casa yo."
Las palabras son puestas . . . . .
  La palabra está empeñada, las promesas dadas son,
que otro día mañana, quando saliesse el sol,...
  al otro día manaña, en cuanto saliese el sol,...
ques' tornasse cada uno dón salidos son.
  cada qual se tornará allí de donde salió.
Conpeço Mio Cid a dar a quien quiere prender so don;
  Grandes cosas hizo entonces Mío Cid Campeador;
cada uno lo que pide nadi nol' dize de no.
  a aquellos que se lo piden, a nadie dijo que no.
Mio Cid de los cavallos sessaeta dio en don.
  Sesenta de sus caballos regala al Campeador.
Todos son pagados de las vistas, quantos que i son;
  Muy contentos se van todos de aquella grand reunión,
partirse quieren, que entrada era la noch.
  tenían que separarse que ya la noche llegó.
El rrey a los ifantes a las manos los tomó,
  El rey a los dos infantes de las manos los cogió,
metiólos en poder de Mio Cid el Campeador:
  y así se los fue a entregar a Mío Cid Campeador.
"Evad aquí vuestros fijos, quando vuestros yernos son;
  "Aquí tenéis vuestros hijos, pues que yernos vuestros son;
oy de más sabed qué fer d'ellos, Campeador."
  desde hoy como queráis, Mío Cid, mandadlos vos
"Gradéscolo, rrey, e prendo vuestro don;
  "Mucho lo agradezco, rey. Quiero aceptar vuestro
   don;
Dios que está en cielo dém'dent buen 
   galardón.";
  Dios que en el cielos está, os dé muy buen
galardón."

(El Cid se niega a entregar personamente a sus hijas y Alvar Fáñez actúa como padrino; vv. 2131-2140)

"Yo vos pido merced a vós, rrey natural:
  "Ahora una merced os pido, a vos mi rey natural:
pues que casades mis fijas assí commo a vós plaz
  ya que casáis a mis hijas según vuestras voluntad,
dad manero a qui las dé, quando vós las tomades;
  nombrad vos quien las entregue, mis manos no las darán,
non ge las daré yo con mi mano, nin dend non se alabarán."
   y los infantes de eso no se podrán  alabar."
Respondió el rrey: "Afé aquí Albar Fañez;
  Respondió el rey: "Este buen Albar Fañez lo será.
prendellas con vuestras manos e daldas a los ifantes,
  Cogedlas y a los infantes se las iréis a entregar
assí commo yo las prendo d'aquent, commo si fosse delant,
  tal como lo hago yo ahora, cual si fuese de verdad,
sed padrino d'ellas a tod el velar;
  en todas las velaciones las tenéis que apadrinar;
quando vos juntáredes comigo, quem'digades la verdat.
  cuando volvamos a vernos todo se me ha de contar."
Dixo Albar Fáñez: "Señor, afe que me plaz." 
  Dijo Alvar Fáñez: "Señor, pláceme de 
     voluntad."  
(Muchos nobles van con el Cid a Valencia para asistir a las fiestas de los casamientos; vv. 2156-2181)
Yas'espidió Mio Cid de so señor Alfonso,
  De su señor Don Alfonso el Cid ya se despidió,
non quiere quel'escurra, quitól'dessí luego.
  no quiere que le acompañe, de él allí se  separó.
Veriedes cavalleros que bien andantes son 
  Vierais allí caballeros, y muy apuestos que son,
besar las manos e espedirse del rrey Alfonso:
  besar las manos del rey Alfonso en señal de adiós.
"Merced vos sea e fazednos este perdón:
  "Concedednos vuestras gracia y dadnos vuestro perdón,
iremos en poder en Mio Cid a Valencia la mayor,
  al mando del Cid nos vamos a Valencia la mayor.
seremos a las bodas de los ifantes de Carrión
  Veremos las bodas de los infantes de Carrión
e de las fijas de Mio Cid, de don Elvira y doña Sol."
  y de las hijas del Cid, Doña Elvira y Doña Sol."
Esto plogo al rrey e a todos los soltó;
  Mucho que le place al rey, a todos permiso dio,
la conpaña del Cid crece e la del rrey mengó,
  crece el séquito del Cid, pero el del rey se amenguó,
grandes son las yentes que van con el Campeador.
  mucha gente es la que va con Mío Cid Campeador
adeliñan pora Valencia, la que en buen punto ganó.
  Para Valencia caminan, la que en buena hora ganó.